Blog

Devengo de intereses en caso de créditos reprogramados o períodos de gracia

Comparte este contenido:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Cuándo se devengan los intereses cuando las empresas conceden nuevas fechas de pago a sus clientes?

El inciso a) del segundo párrafo del artículo 57° de la LIR establece que las rentas de la tercera categoría se consideran producidas en el ejercicio comercial en que se devenguen. Asimismo, de acuerdo con lo previsto en el segundo párrafo del citado inciso, para dicho efecto, se entiende que los ingresos se devengan cuando se han producido los hechos sustanciales para su generación, siempre que el derecho a obtenerlos no esté sujeto a una condición suspensiva, independientemente de la oportunidad en que se cobren y aun cuando no se hubieren fijado los términos precisos para su pago.

Por su parte, el artículo 85° de la LIR, establece que los contribuyentes que obtengan rentas de tercera categoría abonarán con cargo de pago a cuenta del Impuesto a la Renta que en definitiva correspondiera por el ejercicio gravable, dentro de los plazos previsto en el Código Tributario, cuotas mensuales que determinarían aplicando a los ingresos netos obtenidos en el mes, ya sea un coeficiente de acuerdo con el inciso a) del dicho artículo o un porcentaje, de acuerdo con el inciso b) del mismo.

 

El tercer párrafo de dicho artículo señala que se consideran ingresos netos el total de ingresos gravables de tercera categoría devengados en cada mes menos las devoluciones, bonificaciones, descuentos y demás conceptos de naturaleza similar que respondieran a la costumbre de plaza.

 

Ahora bien, respecto al tratamiento tributario del período de gracia e interés de suspenso:

 

  1. Período de Gracia: Teniendo en cuenta el principio de devengado, toda vez que desde el inicio del plazo de los contratos de préstamo financiero el cliente tuvo el derecho a utilizar el dinero entregado en préstamo y la Caja el derecho a percibir los ingresos derivados de los intereses que se van generando por el transcurso del tiempo, por lo que aun cuando se pacten períodos de gracia, esto es períodos en los cuales el importe a pagar por las cuotas del préstamo sea cero.

En tal sentido, la empresa deberá reconocer los ingresos devengados por dichas cuotas en los meses de devengo, aunque no serán cobradas. Lo antes señalado se ratifica en el criterio jurisprudencial contenido en la RTF N° 11312-3-2010.

  1. Interés en suspenso: Cabe mencionar que la norma tributaria no permite el diferimiento del devengo, por lo que en la colocación de capitales en los que se originase “intereses en suspenso” éstos constituyen ingresos gravables de la renta de tercera categoría para efectos del Impuesto a la Renta en el mes y ejercicio en el que se devenguen.

A mayor abundamiento es necesario considerar el criterio jurisprudencial contenido en la Resolución del Tribunal Fiscal N° 14985-4-2013.

Cabe precisar, que únicamente para el caso de las entidades financieras, deberán reconocer los intereses en suspenso por créditos vencidos se reconoce como ingresos según el criterio de lo percibido, en atención a lo dispuesto por la Disposición Complementaria y Final del Decreto Legislativo N° 979.

ELABORADO POR:

Dra. Mery Bahamonde Quinteros

Dra. Mery Bahamonde Quinteros

Gerente de Impuestos - B&B Abogados y Contadores

  • Calle Dos de Mayo 516, Of. 201 - Miraflores, Lima - Perú
  • Calle Dos de Mayo 516, Of. 201
    Miraflores, Lima - Perú