Buscar:
Amortización de intangibles tecnológicos de duración limitada autodesarrollados​
Blog

Amortización de intangibles tecnológicos de duración limitada autodesarrollados

Amortización de Intangibles

Comparte este contenido:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ante la digitalización de las empresas, surge la interrogante si es que, para efectos del Impuesto a la Renta, es posible amortizar los intangibles digitales autodesarrollados por las empresas, máxime cuando el artículo 44° de la Ley del Impuesto a la Renta dispone que son amortizables los intangibles de duración limitada en un solo ejercicio o amortizarse proporcionalmente en el plazo de diez años, siempre que hayan sido efectivamente pagados.

A efectos de establecer los criterios para reconocer un activo intangible, el Tribunal Fiscal en numerosa
jurisprudencia se ha remitido a lo dispuesto por la NIC 38 Intangibles. La citada norma define a los intangibles como activo identificables, de carácter no monetario y si apariencia física, con probabilidad de beneficios económicos futuros para la entidad y cuyo pueda ser valorado de forma fiable.

Agrega el párrafo 54 de la citada norma contable, que un activo surgido del desarrollo o de la fase de desarrollo
de un proyecto interno, se reconocerá como tal siempre que la entidad pueda demostrar que:

a) Técnicamente es posible completar la producción del activo intangible de forma que pueda estar disponible para la su utilización o su venta.
b) Su intención de completar el activo intangible para usarlo o venderlo
c) Su capacidad para utilizar o vender el activo intangible.
d) La forma en que el activo intangible vaya a generar probables beneficios económicos en el futuro.
e) La disponibilidad de los adecuados recursos técnicos, financieros o de otro tipo, para completar el desarrollo y para utilizar o vender el activo intangible.
f) Su capacidad para medir, de forma fiable, el desembolso atribuible al activo intangible durante su desarrollo.
Ahora bien, en atención a la NIC 38, el inciso g) del artículo 44° de la Ley del Impuesto a la Renta,
jurisprudencia, e informes emitidos por la SUNAT, las condiciones para que la amortización de intangibles de software autodesarrollado de duración limitada sea admitida para efectos tributarios debe cumplir con los siguientes requisitos:

– El software autodesarrollado debe tener un plazo de existencia limitada y el período de beneficios futuros en el momento de su adquisición debe se determinado.

– El costo de intangible debe encontrarse efectivamente relacionados con el costo del intangible, criterio
jurisprudencial contenido en la criterio establecido en las Resoluciones N° 15068-4-2013 y 04796-1-2019.

Los gastos fiables y medibles vinculados al desarrollo del intangible se hubieran devengado en el ejercicio, criterio jurisprudencial contenido en la Resolución del Tribunal Fiscal N° 16688-5-2011.

El valor pagado por concepto de la adquisición de un intangible de duración limitada puede amortizarse proporcionalmente por el plazo de diez (10) años, a partir del momento en que dicho activo esté afectado a la generación de renta gravada, lo antes mencionado se sustenta en el criterio contenido en el Informe N° 050-2015-SUNAT/5D0000

Tratándose de activos intangibles cuyo derecho de uso exclusivo tiene un plazo de vigencia fijado por ley
superior a los diez (10) años, dichos bienes no podrán amortizarse en un lapso menor a los diez (10) años, criterio contenido en el Informe N° 118-2009-SUNAT/2B0000.

Son deducibles los intangibles de duración limitada que hayan sido adquiridos a título oneroso, aun cuando el precio pactado todavía no haya sido pagado íntegramente, criterio establecido en la Resolución del Tribunal Fiscal N° 10942-3-2016.

Estando a lo expuesto, los criterios jurisprudenciales antes señalados, concluyo que la expresión “precio
pagado” referida en el inciso g) del referido artículo 44° de la LIR no excluye la deducción o amortización de los intangibles autodesarrollados por la empresa, siempre que su costo haya sido medido fiablemente y se acredite la vinculación y fehaciencia de los conceptos que componen el costo del activo intangible.

ELABORADO POR:

Dra. Mery Bahamonde Quinteros

Dra. Mery Bahamonde Quinteros

Gerente de Impuestos - B&B Abogados y Contadores

Impuesto a la Renta: Capitalización de la reserva legal
Blog

Impuesto a la Renta: Capitalización de la reserva legal

Comparte este contenido:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El artículo 229° de la Ley General de Sociedades, señala que un mínimo del diez por ciento de la utilidad distribuible de cada ejercicio, deducido el Impuesto a la Renta, debe ser destinado a una reserva legal, hasta que ella alcance un monto igual a la quinta parte del capital.

De las normas antes citadas, la reserva legal se origina en utilidades generadas por la sociedad, las que no se distribuyen por mandato de la ley, toda vez que deben constituirse para un fin como es la compensación de pérdidas.

Ahora bien, ¿qué sucede si la empresa no registró reserva legal?

 Según lo previsto por el artículo 202° de la Ley General de Sociedades, el aumento de capital puede originarse en: nuevos aportes, capitalización de créditos contra la sociedad, incluyendo la conversión de obligaciones en acciones, la capitalización de utilidades, reservas, beneficios, primas de capital, excedentes de relación, los demás casos previstos en la ley.

En consecuencia, en el supuesto que la empresa hubiera omitido registrar la reserva legal, podrá corregir ello, mediante la capitalización de la reserva legal, de modo tal que se reconstituirá con las utilidades futuras, representando una política de aumento de patrimonio neto social.

Es necesario considerar que, en el supuesto que la empresa decida capitalizar la reserva legal, en cuyo caso deberá reponerla con utilidades futuras; la reserva legal es un sacrificio económico para los accionistas por lo que no puede omitirse su registro, ni repartir la totalidad de las utilidades.

Finalmente, en el supuesto que con posterioridad alguno de los accionistas decida enajenar sus acciones, dicha capitalización de la reserva legal se debe reconocer como costo computable de las acciones a su valor nominal, encuentra dentro de los alcances del inciso c) del numeral 21.2 del artículo 21° de la Ley del Impuesto a la Renta; por lo que corresponde lo antes mencionado se sustenta en el criterio jurisprudencial establecido en la Resolución del Tribunal Fiscal N° 04124-3-2016.

ELABORADO POR:

Dra. Mery Bahamonde Quinteros

Dra. Mery Bahamonde Quinteros

Gerente de Impuestos - B&B Abogados y Contadores

Resolución de Observancia Obligatoria N° 02708-8-2020​
Blog

Resolución de Observancia Obligatoria N° 02708-8-2020

Denuncia por pérdida de libros contables no desvirtúa la aplicación de la infracción por exhibir

Comparte este contenido:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La infracción prevista en el numeral 1 del artículo 177° del Código Tributario, es imputable cuando en el curso de una acción inductiva o un procedimiento de fiscalización realizado por SUNAT, el deudor tributario no cumple con exhibir la documentación solicitada por la Administración al vencimiento del plazo otorgado para tal efecto.

La sanción por dicha infracción es bastante onerosa, pues el contribuyente que no exhibe la documentación y/o libros contables requeridos por SUNAT es sancionado con el 0.6% de los IN (ingresos netos) importe que no puede ser menor a 10% de la UIT ni mayor a 25 UIT.

Ahora bien, para imputar una sanción por no exhibir lo requerido por la Administración, en principio es necesario que la SUNAT acredite dos presupuestos:

(i) El contribuyente se encuentra obligado a contar con los libros contables u otros documentos solicitados por SUNAT.

(ii) La documentación y/o libros contables que tengan información vinculada a los períodos objeto de fiscalización.

Ante este requerimiento, usualmente una vez iniciado el procedimiento de fiscalización los contribuyentes suelen denunciar la pérdida de los libros y/o documentos solicitados. Sobre el particular, el Tribunal Fiscal mediante Resolución de Observancia Obligatoria N° 02708-8-2020, estableció como criterio que, la denuncia policial por pérdida o extravía de documentos y/o libros contables luego de iniciado el procedimiento de fiscalización no constituye prueba fehacientemente el hecho.

Por consiguiente, la denuncia policial y posterior comunicación a SUNAT no constituye medio probatorio que constituya causal eximente de la comisión de la infracción prevista en el numeral 1 del artículo 177° del Código Tributario.

ELABORADO POR:

CPC Marcelo Barreto Morales

CPC Marcelo Barreto Morales

Gerente General - B&B Abogados y Contadores