Rentas de Quinta Categoría – Trabajo Dependiente

| 7 mayo, 2018 | 0 Comentarios

Al momento de declarar el IR, es importante conocer a que categoría perteneces como contribuyente. Los contribuyentes de quinta categoría, son aquellos que trabajan en relación de dependencia, incluyendo los cargos públicos, y toda persona que reciba retribución por servicios personales.

Características que definen a los contribuyentes de Renta de Quinta Categoría

  • Las personas que trabajan en relación de dependencia.
  • Su trabajo es renumerado en sueldos, salarios, asignaciones, emolumentos, primas, dietas, gratificaciones, bonificaciones, aguinaldos, comisiones, compensaciones en dinero o en especie, gastos de representación, y toda retribución.
  • Algunos ejemplos de trabajadores que entran en esta categoría son: vendedores de tiendas, obreros de fábrica, un barman en un restaurante, un conductor de buses o un cajero de entidad financiera.

  • Trabajadores que reciben remuneración o beneficios por participación en una empresa.
  • Los socios que reciben ingresos de las cooperativas de trabajo.
  • Los ingresos obtenidos por la prestación de servicios, en forma independiente, con contratos normados por la ley y las condiciones establecidas por el empleador.
  • Los ingresos obtenidos por la prestación de servicios pertenencientes a las Renta de Cuarta Categoría, siendo un trabajador en relación de dependencia.

Exclusiones

  • Indemnizaciones previstas por las disposiciones laborales vigentes.
  • Compensaciones por tiempo de servicios.
  • Rentas por jubilación, montepío o invalidez.
  • Subsidios por incapacidad temporal, maternidad y lactancia.

Obligaciones si cuentas con más de un empleador

  • Comunica la situación: Debes presentar por escrito un Declaración Jurada al empleador que te pague la mayor remuneración, la cual debe incluir información con los datos de los otros empleadores, y el detalle de la remuneración que te paga cada uno de ellos.
  • Entrega: Debes entregar una copia del cargo de la declaración jurada a los demás empleadores.
  • Informa sobre variaciones: Si alguna de tus remuneraciones varia, debes comunicárselo al empleador que te paga mayor remuneración, de este forma el podrá considerar el cambio al calcular la retención del impuesto a la renta de ese mes y los siguientes.

Para el empleador que paga la mayor remuneración

  • Una vez que recibas la Declaración Jurada presentada por tu empleado, proceder a calcular la acumulación del total de las remuneraciones pagadas por los empleadores en cada mes, para así, retener el impuesto de la renta considerado de la suma acumulada por las remuneraciones.
  • Es importante que mantengas en consideraciones las variaciones de remuneraciones que te entregue el trabajador para retener el impuesto a la renta cada mes.

Para los empleadores que pagan las remuneraciones menores

  • Una vez recibida la copia del cargo de la declaración jurada, presentada por su empleado, dejarás de retener hasta que cese la situación del empleado de tener más de un empleador.
  • Entrega a tu empleado el certificado de remuneraciones y retenciones correspondiente.

Declaración por retenciones inferiores o superiores al impuesto

Es posible que luego del cierre del ejercicio anual, se te presenten algunas situaciones, que las retenciones efectuadas por tus empleadores hayan cubierto la renta anual de quinta categoría y no se excediera del monto de impuesto anual.

O que tu empleador no haya efectuado las retenciones correspondientes del impuesto, resultando en un monto de impuesto inferior al que te corresponde pagar, para solucionar esto, debes presentar una declaración jurada, al empleador, conforme lo señalado en la Resolución de Superintendencia Nº 036-2016/SUNAT.

Consulta más detalles sobre los contribuyentes de Quinta categoría, ingresando en: orientacion.sunat.gob.pe.

 

Tags: , , ,

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed